meritxell-batet

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) reconoció hoy la dificultad para buscar un gobierno alternativo al propuesto por el líder del conservador Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, que ponga fin al prolongado bloqueo político.

 

La secretaria de Estudios y Programas del PSOE, Meritxell Batet, afirmó este lunes que la intención de la centenaria organización es explorar con Ciudadanos (C's) y Unidos Podemos la posibilidad de articular una mayoría alternativa al PP.

En declaraciones a la Televisión Española, Batet admitió, sin embargo, que esa eventual opción será complicada debido a la incompatibilidad entre el centroderechista C's y la coalición de izquierda Unidos Podemos.

Confesó que luego de la fallida investidura de Rajoy a la presidencia del Gobierno, el pasado viernes, la disposición del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, es ver si esas dos formaciones están dispuestas a cambiar de actitud y de posición para lograr ese objetivo.

'Si realmente nadie quiere ir a terceras elecciones, ahora es el momento de demostrarlo', enfatizó la dirigente, en alusión al escenario surgido tras el fracaso del PP para garantizar la reelección del actual jefe del Ejecutivo en funciones.

A partir del pasado miércoles comenzó a correr el plazo de dos meses que marca la Constitución para la disolución automática del Congreso y el Senado y la convocatoria de nuevas elecciones -terceras en un año-, una situación inédita en España.

Si en ese tiempo, que expira el 31 de octubre, no se logra la formación de un gabinete, se abriría un período de 54 días para la realización de una tercera cita con las urnas, que caería el 25 de diciembre (Navidad).

A juicio de Batet, 'el resto de partidos no le puede decir no a Rajoy y no a lo que es la alternativa política que es el PSOE', si todos quieren evitar unos nuevos comicios, insistió.

No obstante, remarcó que la pretensión de los socialistas de alcanzar un acuerdo transversal con Unidos Podemos y Ciudadanos, tercera y cuarta fuerza parlamentarias, respectivamente, es compleja como ya se vio en marzo último.

Se refirió a la frustrada investidura de Sánchez, quien intentó en vano atraer a la agrupación antiausteridad a su controvertido pacto con C's.

'Eso sigue exactamente igual. Parece que sus posiciones no han cambiado', lamentó Batet.

Sánchez reunirá hoy a la cúpula del PSOE para exponer los pasos que pretende dar, con el propósito de desatascar la parálisis institucional que sufre España desde las elecciones del 20 de diciembre de 2015.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS