francois-hollande candidatura

El jefe de Estado François Hollande dejó entrever hoy la posibilidad de lanzarse nuevamente como candidato de cara a las elecciones presidenciales de Francia, aunque no lo dijo textualmente.

 

En un discurso como parte del coloquio La Democracia frente al terrorismo, el mandatario afirmó que no permitirá el deterioro en los próximos meses o años, de la imagen, el brillo y la influencia de Francia.

'Llamar a la cohesión nacional, impulsar un proyecto colectivo, defender la idea misma de Francia, justifica más que nunca la unión (...) No daré la espalda a este objetivo que me ha animado a lo largo del quinquenio (de mandato)', aseveró.

Aunque no dijo claramente que será candidato en los comicios previsto en abril y mayo de 2017, estas palabras son interpretadas por analistas y la prensa local como una declaración de postulación.

Hasta el momento, Hollande ha afirmado que tomará una decisión sobre el tema a finales de este año, mientras las encuestas de opinión indican que su popularidad sigue una tendencia hacia la baja.

Por otro lado, el mandatario socialista rebatió las propuestas lanzadas en las últimas semanas por la derecha y en particular el expresidente conservador Nicolas Sarkozy, referidas a cuestiones como la seguridad y la política migratoria.

A raíz de los atentados terroristas, la derecha aboga por endurecer las leyes para incrementar el control sobre personas sospechosas, con normas consideradas excesivas e incluso anticonstitucionales por los detractores.

Al respecto, Hollande sostuvo que 'los principios constitucionales no son argucias jurídicas'.

El presidente también atacó los planteamientos de la derecha de eliminar la reunificación familiar de la política migratoria como forma de impedir la llegada de más foráneos presuntamente peligrosos al país.

Al respecto, criticó que eso equivaldría a igualar migración con terrorismo.

Otro polémico asunto abordado por el jefe de Estado fue la cuestión de la laicidad, en medio de un debate nacional en torno a la religión musulmana.

Hollande estimó que la laicidad no implica necesariamente una contradicción con el Islam.

'La laicidad no es una mística, no es una religión del Estado contra las religiones, es un conjunto de reglas y de derechos que organiza la vida de la República', afirmó.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS