cataluña independencia

El presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, advirtió hoy que sólo impulsará un referendo sobre la independencia de esa región española si su resultado es vinculante y cuenta con aval internacional.

 

'Si no es factible (la consulta), tenemos una hoja de ruta que prevé elecciones constituyentes' en septiembre de 2017, afirmó Puigdemont, un día después de que miles de catalanes salieron a las calles para exigir la separación de esa comunidad autónoma de España.

El gobernante regional subrayó que el referéndum es el mejor instrumento para lograr la independencia, pero matizó que éste debía celebrarse con garantías 'y superar todas las pruebas de estrés que un mecanismo de estas características requiere'.

Insistió en que la consulta debe cumplir con los 'estándares aceptados en el mundo en términos de participación, validación de resultados y todas las garantías', porque solo si es un mecanismo seguro y veraz, llegará el reconocimiento internacional, enfatizó.

Entrevistado por Catalunya Radio, el mandatario autonómico reiteró que volverá a pedir al gobierno español en funciones de Mariano Rajoy, del conservador Partido Popular (PP), la posibilidad de celebrar ese plebiscito, aunque admitió ser pesimista de que prospere la petición.

Desde el ejecutivo interino del PP, la vicepresidenta Soraya Sáenz tildó este lunes de ilegal y oportunista la propuesta del presidente catalán.

Según Sáenz, esa iniciativa solo genera división y ruptura entre los catalanes, una sociedad que, al igual que la vasca, es muy plural, opinó.

Tras las elecciones de septiembre de 2015, el ejecutivo autonómico impulsó una hoja de ruta para la creación de un 'Estado catalán independiente en forma de república', impugnado por el PP ante los tribunales.

Con motivo de la conmemoración ayer de la Diada (Día de Cataluña), las llamadas fuerzas constitucionalistas -el PP, el Partido Socialista Obrero Español y el centroderechista Ciudadanos- reforzaron sus mensajes a favor de preservar la integridad territorial.

Al asumir su cargo en enero último, Puigdemont aseguró que durante su mandato llevaría a Cataluña 'a las puertas de la independencia'.

Con ese objetivo, se siente avalado por el 50 por ciento que suman, en escaños, los partidos independentistas en el parlamento catalán, aunque en votos no llegaron al 50 por ciento en los pasados comicios, donde consiguieron el 47 por ciento de las papeletas.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS