inglaterra-brexit-560x316

El gobierno británico anunció este jueves que apelará la decisión del Alto Tribunal que autoriza al Parlamento a votar  sobre el lanzamiento del proceso de salida de los británicos de la Unión Europea, el Brexit.

 

El vocero de Downing Street -como se conoce a la residencia oficial de la primera ministra- no tardó en anunciar que apelará la decisión. El gobierno “no tiene intención de dejar que (la sentencia) viole el calendario que hemos establecido”, dijo el portavoz oficial de la primera ministra Theresa May inmediatamente después de conocerse el dictamen.

 

Ese plan es activar el artículo 50 del Tratado de Lisboa, la norma dentro de la legislación de la UE que permite la salida de un Estado miembro. Algo que la propia May ha dicho que hará para finales de marzo del año que viene.

 

Ahora es la Corte Suprema la que debe decidir si para activar el protocolo de salida de la UE el gobierno necesita o no la aprobación del parlamento. Y es que, por ser de interés público, es el máximo tribunal el que retomará el caso directamente, sin que pase por la Corte de Apelaciones. Se espera que la audiencia sea a principios de diciembre.

 

Así, tendrían que decidir si votan de acuerdo a los deseos de aquellos a los que representan o en base a su propio criterio, coinciden los expertos.

 

Y la segunda opción podría costarles el cargo en las siguientes elecciones, advierten.

 

Por el momento, y a la espera de lo que dictamine la Corte Suprema, las reacciones no se han hecho esperar.

 

El ministro de comercio internacional, Liam Fox, dijo a la cámara de los comunes que el gobierno está “decepcionado” pero sigue “determinado a respetar el resultado del referendo”.

 

“Habrá muchas ocasiones en las que la cámara podrá examinar y discutir lo que el gobierno está negociando”, añadió, aunque aclaró que ahora deben esperar el dictamen de la Corte Suprema.

 

Por su parte, el líder del Partido de la Independencia de Reino Unido (UKIP), Nigel Farage, ha tildado al dictamen del Tribunal Superior de “traición” al 51,9% de los votantes que apoyaron el Brexit.

 

“El gobierno está decepcionado por la decisión del Tribunal. El país votó en favor de abandonar la Unión Europea en un referéndum aprobado por el Parlamento. El gobierno está determinado a respetar el resultado del  referéndum. Vamos a apelar”, indicó el portavoz de Downing Street en un  comunicado.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS