temer

La Justicia electoral brasileña reinicia el juicio contra el presidente Michel Temer acusado de financiamiento irregular de su campaña en 2014 luego de que la Policía le envió un interrogatorio por el escándalo del frigorífico JBS.

Si Temer fuera hallado culpable podrá ser separado del cargo.

Hace dos meses la Procuraduría electoral acusó a Dilma Rousseff y Michel Temer, que integraron la fórmula vencedora en los comicios presidenciales de 2014, de financiar su campaña con dinero ilegal aportado por la constructora Odebrecht.

"El Tribunal Electoral retoma el juzgamiento de la fórmula Dilma-Temer, en medio del agravamiento de la crisis política", escribió el diario Estado de San Pablo. El proceso por "abuso de poder político y económico" en la campaña de 2014 se superpone con el proceso por corrupción del frigorífico JBS, abierto el mes pasado, en el cual Temer es investigado.

La Policía Federal entregó un interrogatorio a Temer con más de 80 preguntas sobre su reunión con el dueño de JBS, el empresario Joesley Batista, que lo grabó en esa conversación y luego entregó el audio a la Corte.

Este martes a las 19 horas (22 GMT) se iniciaban las deliberaciones en el Tribunal Superior Electoral, suspendidas hace dos meses, las que tenían como primer orador al juez instructor, Herman Benjamin.

Según la mayoría de los analistas Benjamin se basó, en parte, en el alegato de la Procuraduría electoral en el sentido de la culpabilidad de los acusados, pero era un interrogante la condena que propondrá a los otros seis miembros del Tribunal.

El expresidente de Odebrecht, Marcelo Odebrecht, declaró ante la Justicia haber pactado con Temer el pago de dinero ilegal durante una reunión en realizada en 2014.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS