1akoreas en pazSeúl ha propuesto a Pionyang llevar a cabo esta semana negociaciones para rebajar la tensión, informó bajo anonimato un alto cargo a la agencia surcoreana Yonhap. Asimismo, se estudia la posibilidad de ofrecer negociaciones con la mediación de la Cruz Roja para que puedan reunirse las familias separadas.

En concreto, el Ministerio de Defensa de Corea del Sur quiere mantener una reunión con sus homólogos norcoreanos este viernes en un edificio que pertenece a Pionyang en la aldea de Panmunjom. La aldea, donde en en 1953 se firmó el armisticio que puso fin a la Guerra de Corea, se encuentra en la zona desmilitarizada en la frontera y no está habitada.

Las fechas propuestas por Seúl

El pasado 6 de julio el presidente surcoreano, Moon Jae-in, habló en Berlín sobre la necesidad de apaciguar la península y ofreció un cese de la tensión en la frontera este 27 de julio, coincidiendo con el aniversario del fin de la Guerra de Correa; así como la posibilidad de que las familias separadas se reúnan este 4 de octubre, en el día del 10.º aniversario de la Declaración de Paz y Prosperidad firmada entre ambos países en 2007.

El líder norcoreano, Kim Jong-un, no ha respondido a la oferta, pero en el diario oficial 'Rodong Sinmun' se ha publicado un comentario que valora el hecho de que Seúl se atenga a aquella Declaración sobre el deseo de ambos países de alcanzar la paz. Al día siguiente, varios ministerios surcoreanos, incluido los de Defensa y de Unificación comenzaron elaborar la propuesta en cuestión, afirma Yonhap.

Desde hace varios meses, la península coreana vive una escalada de tensión debido a las últimas acciones emprendidas por la Administración estadounidense y la persistencia de Pionyang en seguir adelante con su programa nuclear.

El 4 de julio Corea del Norte probó con éxito su supuesto primer misil balístico intercontinental, el Hwasong-14, un proyectil que, según los analistas, podría alcanzar el territorio de Alaska y amenazar a EE.UU.
El secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson condenó energéticamente el lanzamiento del Hwasong-14, asegurando que Washington "nunca aceptará a una Corea del Norte con armas nucleares".

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, afirmó que su país "no discutirá la cuestión de las armas nucleares y de los misiles balísticos en la mesa de negociación ni renunciará al fortalecimiento de sus fuerzas nucleares hasta que EE.UU. no ponga fin a su política hostil hacia Pionyang".

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS