cocinera yaquelin premioYaquelín con los platos ganadores este año en el evento regional La flor de la cocina, que se celebra todos los años en Holguín

Yaquelín se emociona cuando habla de cocina. Tal es la pasión que siente por el oficio que prefirió ejercerlo por encima del Derecho, carrera en la que se graduó siete años atrás mediante el curso para trabajadores en la sede universitaria de Guantánamo.

“Es lo que más amo después de mis dos hijos y practicarla me proporciona tanto placer como el que deben experimentar los consumidores cuando degustan algunos de los platos que elaboro”, comenta.

 

Los conocimientos sobre cocina los adquirió a través de un curso integral impartido por el profesor Gregorio Pérez, entonces presidente de la Asociación Culinaria de la República de Cuba (ACRC) en la provincia de Guantánamo, que duró seis meses e incluía además las especialidades de salón, cantina y almacén.

 

“Desde pequeña me interesé por la Gastronomía sin conocer su significado, pensaba que tenía relación con la Astronomía porque las palabras se parecen y quise saber qué era.

 

“En segundo grado, tal vez para consentir la curiosidad, me incorporé a un círculo de interés en el Palacio de Pioneros Ramón Infante, precisamente en un aula especializada sobre Gastronomía y me sentía feliz cuando nos llamaban minichef a los niños que pertenecíamos a él.

 

“Allí aprendí a dar los primeros pasos en el arte culinario, nos enseñaron los cortes a diferentes tipos de carnes, diversas maneras de preparar y elaborar los alimentos, las formas más adecuadas de servirlos, entre otros conocimientos teóricos que nunca más olvidé.

 

“Fíjese si es así que, siendo pequeña, constantemente transmitía a mi madre, que era gastronómica y experta en la cocina práctica, muchas de esas habilidades frescas en mi cabeza”.

 

“De esa manera me enamoré del maravilloso arte de los sabores, al extremo que cuando tuve que apartarme provisionalmente, en el tercer año, de la Licenciatura en Economía para atender a mi hijo tras sufrir un accidente y luego no pude volver a incorporarme, la primera y única opción fue la culinaria.

 

Luego de una década de labor en el restaurante Jaibo, siente orgullo de su exigente profesión a la que ha dedicado 12 de los 27 años que lleva vinculada al sector del Comercio y la Gastronomía.

 

“En la cocina me gusta todo: elaborar, decorar, el montaje de los platos y servir, pero lo fundamental es el proceso de creación, en el que eres capaz de preparar varios platos de un mismo producto para satisfacer los diversos gustos de los clientes”, confiesa.

 

El tránsito durante 12 años por la ACRC, donde Yaquelín se desempeña como una de sus asesores para atender a las mujeres cocineras, ha sido de crecimiento espiritual y progreso en el ámbito profesional.

 

“Me place transmitir lo aprendido, fundamentalmente las habilidades adquiridas con los años de experiencia, no solo a ellas sino también a los más jóvenes que son el sostén del presente y el futuro. También disfruto preparar a los posibles competidores en eventos que tienen lugar a lo largo y ancho del país.

 

Yaquelín, quien mantiene activa participación en los forum de la Empresa de Gastronomía a la que pertenece su restaurante, resultó ganadora y multipremiada en esos y otros eventos organizados por la ACRC.

 

“Este año obtuve el primer lugar en el evento regional La flor de la cocina, que se realiza todos los años en Holguín con el objetivo de promover, incentivar y estimular el quehacer culinario de la mujer cubana.

 

“El 2016 fue muy fructífero para mí: dos guantanameras asistimos a la referida cita y proporcionamos a la provincia el segundo lugar, y yo participé en el primer evento Sabor a las villas, realizado en la ciudad de Baracoa, y fui delegada al Congreso de la Asociación en el territorio.

 

Entre sus valores sobresale la laboriosidad y su constante interés por aprender, tal vez la última cualidad la condujo a convertirse en la creadora del Coctel de pollo, nuevo aporte al arte culinario, generalizado en la red gastronómica de la provincia tras resultar Relevante en el forum de la empresa en el 2010 y premiado en un evento culinario.

 

Sobre la cocina, revela que es su principal recurso para cautivar a las personas. “Cuando ofreces a los demás seres humanos lo bueno que sabes hacer, te sientes útil y agradecida contigo mismo.

 

Reconoce entre las inagotables posibilidades de la cocina la de ayudar a conservar la salud de las personas, cuando los alimentos con excepcionales propiedades curativas, son elaborados con amor, teniendo en cuenta las diferentes patologías de los enfermos.

 

“La cocina me ha ocupado tiempo pero no el necesario para atender a mis hijos, a los que ofrecí todo mi apoyo durante su formación como ingeniero y soldador, y hoy son trabajadores ejemplares”.

 

Esta bella y exitosa guantanamera confiesa que la consagración y gran pasión por su trabajo la debe en parte a Vilma Espín Guillois, presidenta honorífica de la Federación de Mujeres Cubanas que hoy celebra su 57 aniversario y a su inspirador el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, quienes son sus principales paradigmas.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS