poligráfico Juan Marinello. Guantánamo

Con más de un millón y medio de libros impresos destinados a la educación, cumplió su compromiso con el inminente curso escolar en Cuba la Empresa Poligráfica Juan Marinello, que celebra este año su aniversario 40 de inaugurada por el Comandante en Jefe Fidel Castro.

Ese total de tributos lo conforman más de 80 títulos, distribuidos ya en almacenes de abastecimiento al sector educacional de todo el país, ratificándose la gráfica guantanamera como tradicional garante de buena parte del material para las enseñanzas primaria, secundaria básica y media superior en Cuba.

A la fecha la empresa garantizó además dos millones de libretas acordados para iniciar el curso -también hoy en sus lugares de destino-, y trabaja en la segunda etapa para en octubre completar todo el encargo del Ministerio de Educación, al cual está dedicado el 70 por ciento de las fabricaciones de esta industria.

Los detalles los aportó a la ACN Yoerlandis Góngora Pérez, especialista principal de producción de “la Juan Marinello”, quien señaló que ahora se labora a la par en miles de ejemplares de los libros Biología molecular y Ecografía del aparato locomotor, para universidades médicas, que estarán listos en septiembre.

Otros 10 títulos del Ministerio de Salud Pública se imprimirán en una segunda etapa, mientras se completaron ya cuatro pactados con el Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación, y los compromisos con el Instituto Cubano del Libro se trabajarán a partir del décimo mes, para la feria literaria de 2018.

La disponibilidad de materia prima ha favorecido el proceso productivo de la entidad guantanamera, que activa en dos turnos a sus más de 200 obreros y hoy cuenta con el papel suficiente para asumir hasta los planes del venidero año, argumentó Góngora Pérez.

A los estables resultados de este coloso de la poligrafía cubana los respalda la temprana implantación de los sistemas de Perfeccionamiento Empresarial, de Gestión de la Calidad, y el de Tecnología de Gestión Total de Eficiencia Energética.

Se suma a esos mecanismos el quehacer científico-técnico de los trabajadores y el afán por la excelencia de las producciones, esmeros que permiten ratificar lo rubricado por Fidel tras dejar oficialmente abierta esta industria el primero de julio de 1977: “…Con el fruto del esfuerzo de ustedes se educarán nuestras nuevas generaciones…”. 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS