embalses en guantanamo2

El puesto de mando de la delegación del  Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), mantiene bajo estrecha vigilancia a los tres embalses que pueden  sobrepasar su capacidad de llenado, de llegar a la provincia los remanentes del huracán María.

Juan Carlos González, delegado en funciones del INRH en el territorio más oriental de Cuba, especificó hoy a ACN que el tríptico de represas lo conforman la Faustino Pérez, en el municipio de Manuel Tames, y Pozo Azul y Los Asientos, en el Valle de Caujerí, en San Antonio del Sur.

La primera se encuentra al 98 por ciento de llenado, gracias a este lluvioso septiembre en que de los 10 municipios de la provincia todos, excepto Baracoa, sobrepasan la media histórica de precipitaciones para los 20 días transcurridos del mes preferido por los huracanes para azotar a Guantánamo,  opinó el entrevistado.

Explicó que la sequía que azota a la provincia hace más de tres años ha sido tan intensa que solo "Tames" (115,3 por ciento) y Caimanera (164,5) sobrepasan el promedio de lluvias registrado tradicionalmente, entre el primer día del año y el de hoy.

Pero en Caujerí, según expertos, quedan rezagos de recuperación por el tributo de Matthew, que compensó sus destrozos en el fondo habitacional y las inundaciones provocadas aguas abajo del río Sabanalamar con el relevante aporte a esos dos importantes embalses, enclavados en uno de los más importantes polos productivos guantanameros.

Durante una reunión encabezada hoy por Denny Legrá Azahares, miembro del Consejo de Defensa Provincial (CDP), se corroboró que muestran una leve recuperación las otrora deprimidas represas La Yaya y Jaibo, por ese orden las de mayor capacidad en el Alto Oriente, y la primera de las cuales fue conducida por la sequía al llamado nivel muerto. 

Por tal razón, la primera obra hidráulica,  aunque se llevó junto a la “Faustino” la parte del león en el reparto del agua (entre ambas más de 30 millones de m3 de los 46 que han beneficiado a la provincia en los últimos 11 días), solo alcanza hoy  el 32,8 por ciento de llenado, mientras que el reservorio de Manuel Tames está a punto de llegar a la cota en que debe desembalsar, para proteger a quienes viven aguas debajo de ella.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS