manuel tames materiales construccionIndustria local de materiales de la construcción perteneciente a la EPCONS en Manuel Tames.


El 70 por ciento del fondo habitacional en el municipio de Manuel Tames está declarado entre regular y mal estado. Eso, mucho antes de las afectaciones que lluvias e inundaciones asociadas al huracán Irma en septiembre de 2017, causaron a 117 viviendas, entre ellas 25 derrumbes totales.

Como paliativo, se asignaron al municipio seis millones 500 mil pesos para subsidiar la compra de materiales de la construcción a 50 familias de ese territorio, 14 de ellas damnificadas por el meteoro; una cifra que supera con creces los montos asignados en años anteriores.

Pero sin dudas, la solución definitiva para la edificación de casas y la reparación de aquellas que están en mal estado, descansa -en buena medida- en la producción local de materiales de la construcción, una rama en la que son abanderadas las industrias tamenses, entre ellas la perteneciente a la Empresa Provincial de la Construcción (Epcons) ubicada en la carretera a Jamaica, poblado cabecera tamense.

manuel tames materiales construccion2Trabajadores de la UEB vierten en los moldes de la máquina vibradora la mezcla que se compacta y luego se pone a secar en el patio.

Recursos

En Cuba, el Programa de producción local y venta de materiales de la construcción surgió en 2011 con el propósito de sumar esfuerzos territoriales para mejorar las viviendas de la población, fundamentalmente aquellas que se edifican por esfuerzo propio o a través de facilidades otorgadas por el Estado cubano.

Como principio, esa iniciativa concibe precios más económicos y establece que el 80 por ciento de las elaboraciones se vendan a las personas, utilizando el resto en función del desarrollo local.

En Manuel Tames, trabajadores de las dos industrias productoras, concentran voluntades en la producción de bloques, mosaicos, viguetas, plaquetas y otros elementos estructurales de las moradas destinadas fundamentalmente a damnificados y subsidiados.

En menor cuantía, se procesan arena y piedra, mientras el cemento es el punto más débil, a juzgar por estadísticas ofrecidas por el Consejo de la Administración Municipal (CAM) de ese territorio que evidencian una disminución de las entregas de P-350, renglón que no se produce allí.

Como paliativo, “se fabrica cemento de bajo carbono con el cual se pueden levantar paredes, tirar el piso, o colocar puertas y persianas, además tiene precios más asequibles, de 30 o 33 pesos una bolsa”, según Joennis Samón Mora, presidente del CAM.

En este año, apuntó el directivo, se han generado poco más de 20 toneladas de ese recurso, insuficiente en relación a la demanda, como consecuencia fundamentalmente, de la carencia de “chamotas”, residuos de barro que sirven como materia prima para el cemento de bajo carbono.

No obstante, en las industrias del municipio se trabaja para hacer diariamente los componentes necesarios de al menos una residencia, lo que equivale a unos mil 200 bloques, estimado en base a las viviendas de tipología 1 aprobadas para los subsidios (mampostería, cubierta rígida y 25 metros cuadrados).

Al empeño se suman cuentapropistas productores de áridos, que aportan alrededor de 5 metros cúbicos a diario. “Esta es una experiencia que queremos extender, a la vez que se destraben los mecanismos legales que hoy impiden a los subsidiados, acreedores de créditos o bonificaciones, comprar a esos fabricantes privados. Eso con el objetivo de impulsar este programa también desde las formas de gestión no estatal”, concluyó.

manuel tames materiales construccion3Alcides Chivás Favier comenta que recientemente se adiestraron en el manejo de las máquinas.

La producción

En la Unidad Básica Empresarial de la EPCONS Manuel Tames, siete obreros laboran desde las 7:30 am hasta las 5 de la tarde en la producción de bloques.

Una tarea dura para la cual se adiestraron recientemente en el manejo del mezclador, el molino de piedra, el trabajo en la mesa de elaboración y el patio donde se colocan los bloques, cuenta Alcides Chivás Favier, uno de los operarios.

Allí, de la fusión de arena, granito, polvo de piedra, cemento y agua, nacen diario 560 unidades, previo paso por la máquina vibradora que contiene los moldes en los que se compacta la mezcla que una vez obtenida se pone a secar.

Por la venta de cada uno, el grupo percibe una ganancia de apenas 40 centavos, repartida entre todos.

Diosdelbis Infante Palmero, director de la UEB, aseguró que toda la producción se vende, no así de otros genéricos como las celosías, aunque no han dejado de cumplirse los planes contratados con el Ministerio de Comercio Interior.

Pese a que en los últimos meses descendió la productividad, pues los cuentapropistas empleados anteriormente tenían mayor capacidad de producción y experiencia, se ha mantenido la entrega al gobierno del municipio del 20 por ciento de lo que se realiza, lo que se emplea en reparaciones de instituciones y establecimientos como parte del desarrollo local.

Lo otro se ha dedicado plenamente a la venta a la población, ahora con la facilidad de que una vez aprobados los trámites, las personas compran directamente en la UEB sin necesidad de que medien los puntos de venta de comercio donde solía deteriorarse el material por problemas en el traslado y almacenamiento.

Se nos daba el caso que a muchos de estos elementos se les partía alguna punta, o la mitad. Eran más de cien bloques reportados como merma. Ahora, vendiéndolos aquí, si el producto se avería, queda en la empresa para remolerlo y utilizarlo en nuevas producciones”, dijo Infante Palmero.

A futuro -adelantó- se espera montar una prensa que permita retomar la fabricación de losas de mosaico.

manuel tames materiales construccion4La población compra directamente en la UEB sin necesidad de que medien los puntos de venta de comercio donde solía deteriorarse el material durante el traslado y almacenamiento.

¿Casas listas?

Las cifras, que ascienden a más de 88 mil unidades de bloques generadas entre la Epcons y Héctor Infante -otra industria del municipio- así como 483 metros cúbicos de granito y 307 de arena, son indicadores inferiores a la capacidad productiva de Manuel Tames, uno de los abanderados de la provincia en este tema.

Seguir creciendo es, por tanto, imperativo para los trabajadores de este sector, en cuyas hombros recae la responsabilidad de contribuir a la recuperación de las casas dañadas por Irma, y de paso mejorar la situación de la vivienda en el municipio.

Un hogar confortable es, sin dudas, imperativo de calidad de vida al que aspira toda familia y el arma más certera, para el enfrentamiento a fenómenos meteorológicos que están por venir, y de los que solo puede resistir un inmueble confortable.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS