planta desalinizadora

El montaje de una planta desalinizadora en Maisí estará concluido este mes, informó a Venceremos el arquitecto Carlos Manuel Elías Martínez, director de operaciones de la Empresa Constructora Integral de Guantánamo (Guanco), entidad que ejecuta la obra iniciada el pasado año, con financiamiento del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

 

Cerca de 2 mil 700 personas recibirán el beneficio de la planta, capaz de procesar hasta 12 metros cúbicos de agua de mar en una hora, volumen que, según los cálculos, garantizará el suministro del líquido apto para el consumo humano, a razón de 130 litros diarios por cada habitante del consejo popular Punta de Maisí

 

La infraestructura civil de la obra incluyó el desbroce y delimitación con cerca perimetral del área de emplazamiento (de 100 metros de longitud por 50 de ancho), la apertura de accesos viales y peatonales, y la construcción de tanques para salmuera, agua cruda y tratada, y de una base de concreto para sostener a un contenedor.

 

Igualmente fue necesario perforar dos pozos de 40 metros de profundidad, en los que se sumergen las bombas encargadas de succionar el líquido e iniciar el proceso que reducirá en más de cien veces las concentraciones de sal, ascendentes a 35 mil miligramos por litro en el sitio escogido para la obra.

 

Para el complejo y riguroso procedimiento desalinizador también hubo que instalar una conductora de 160 milímetros de diámetro, que permitirá el tránsito del agua por las distintas fases del proceso hasta quedar remineralizada, retribuidos sus contenidos de calcio y magnesio, y con los requisitos sanitarios y de potabilidad que establecen las normas cubanas.

 

Dotada con dispositivos que la protegen contra sobrecargas o descargas atmosféricas; bajo voltaje, e insuficiente nivel de agua en las bombas, la planta funcionará por ósmosis inversa, tecnología fiable, que, según la literatura científica, permite obtener agua de calidad, con bajo consumo energético y sin grandes costos ni perjuicio medioambiental.

 

La obra tiene como inversionista a la Unidad Empresarial de Base (UEB) de Proyectos Hidráulicos de Guantánamo, y forma parte de la estrategia del estado cubano para mitigar los efectos del cambio climático.

 

En períodos de intensa sequía las autoridades del municipio más oriental de Cuba han destinado diariamente hasta 250 litros de combustible diésel para abastecer de agua potable a Punta de Maisí con camiones cisternas; lo cual eliminará definitivamente esta planta, en capacidad de trabajar 24 horas diarias, y cuya durabilidad se estima en 20 años.  

 

Como parte del reforzamiento en marcha de la infraestructura hidráulica de Maisí, otras cinco plantas potabilizadoras pudieran entrar en funcionamiento antes de concluir el presente año en otras cuatro comunidades: Sabana, Los Llanos, La Máquina, la Asunción.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS