maisi minindustrias materiales construccion2 Geoneldis, dueño de una minindustria en Santa Martha, lamenta las carencias que le impiden producir más materiales de la construcción.

Geoneldis lamenta las carencias que le impiden producir más materiales de la construcción. Es el dueño de una minindustria en Santa Martha, Maisí. “La escasez de áridos me obligó a parar, aunque contamos con cemento y arena”, dice.

 

“Hace más de dos meses está paralizada esa planta dedicada a la producción de bloques y losas canales para techo”, comentó el cuentapropista a inicios del mes pasado. “Ya he acabado de moler todas las piedras de los alrededores, para granito y polvo, y no tengo medios para buscarlas más lejos, ni recibo esa materia prima de la industria ubicada en El Lindero, a siete kilómetros de aquí.

 

“Nunca pensé que a esa alternativa, instrumentada para impulsar la recuperación del fondo habitacional del municipio destruido casi totalmente tras el paso del huracán Matthew, se le restara importancia”, concluye Geoneldis Pérez Leyva.

 

Explica que el Estado, incluso, le asignó casi inmediatamente después de Mathew, dos molinos, nueve vagones y moldes, con los que desde entonces comenzó a obtener diariamente 800 bloques y cuatro losas canales, pues anteriormente tenía tres bloqueras artesanales.

 

“Fabriqué miles de esos elementos de pared y más de 130 losas. Los primeros se utilizaron en la construcción de múltiples obras y de las segundas 58 se colocaron en una vivienda en Santa Martha, 12 se llevaron a Baracoa, 24 a Imías y el resto se emplearon en cinco casetas para el procesamiento de agua potable”, comenta.

 

Sin embargo, lo más preocupante para Pérez Leyva es la situación de los nueve jóvenes empleados por él, a los cuales ha sido imposible confeccionarles los expedientes laborales por la inconstancia del trabajo y ante esa inestabilidad se niegan a pagar los 87 pesos de Seguridad Social.

 

Fuerte pilar para la recuperación en Maisí

 

En busca de respuesta a las inquietudes del laborioso cuentapropista, tocamos la puerta de Nibardo Gaínza González, director de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Industrias Locales Varias de Maisí, quien confirmó entonces que, pese a las gestiones, se incumple la entrega de los cinco metros cúbicos de áridos por cada cinco toneladas de cemento pactados con los productores.

 

El directivo alega que las cuatro minindustrias subordinadas a la entidad que dirige utilizan solo las piedras que encuentran sus propietarios, porque la capacidad del molino instalado en el municipio, que también confecciona bloques, es insuficiente para abastecer a todas las plantas.

 

Explicó además que en las existentes se labora para aumentar a 14 los surtidos, en tanto se montaron dos de estas nuevas fábricas mediante un proyecto francés, una en Punta de Maisí y otra en Boca de Jauco, que deben incrementar los volúmenes de bloques.

 

La producción local y venta de materiales de construcción constituye fuerte pilar para la recuperación del fondo habitacional en el municipio de Maisí, donde el huracán Matthew destruyó totalmente tres mil 398 viviendas, en octubre de 2016.

 

Elmis Luis Gaínza Abad, vicepresidente del Consejo de Administración Municipal (CAM) para atender la construcción, asegura que en las seis minindustrias creadas en el oriental territorio se fabricaron más de 94 mil bloques, desde el paso del meteoro hasta el cierre del primer trimestre del presente año, muchos de los cuales fueron utilizados en la terminación de unos 715 inmuebles y numerosas obras socioeconómicas.

 

En tal sentido destaca las experiencias de las fábricas de Punta de Maisí, Sabana y Vertiente, pertenecientes a la mencionada UEB, las cuales obtienen mil 200, 900 y 500 bloques diarios, respectivamente.

 

Aunque las pequeñas plantas no cubren la demanda de la localidad han provocado un vuelco en la producción de materiales, poco representativa hasta entonces en el oriental municipio, por lo que se impone multiplicarlas y elevar los niveles productivos.

 

Insiste el directivo en la necesidad de promover un movimiento para que las personas interesadas recolecten rocas en los consejos populares y las vendan a las minindustrias para producir bloques, que luego la Empresa de Comercio oferta a los afectados.

 

El vicepresidente del CAM afirma que en el municipio hay suficientes piedras, pero de agotarse las minifábricas corren el riesgo de paralizarse, por lo que llamó a estabilizar la entrega de áridos para suplir el déficit que aquellas puedan tener y alcanzar mil 200 bloques diarios, su máxima capacidad productiva.

 

Aún así el directivo reconoce que ese programa, dirigido por la Empresa provincial de Industrias Locales Varias, ha presentado problemas por falta de transporte, combustible, impagos y otras dificultades, con su similar proveedora de Materiales de la Construcción.

 

maisi minindustrias materiales construccionEl mayor por ciento de los elementos de pared utilizados en la recuperación de las afectaciones del huracán Matthew en Maisí han sido producidos en las minindustrias de materiales de la construcción.

Una solución para la vivienda en la comunidad

 

Sería imposible afrontar la construcción de las casi siete mil viviendas de diferentes tipologías, afectadas totalmente por los eventos meteorológicos en la provincia, dependiendo de las entregas de áridos del plan estatal.

 

Así lo refirió la presidenta de la Asamblea provincial del Poder Popular, Nancy Acosta Hernández, al ponderar el rol de las pequeñas industrias de materiales de la construcción, ante el más reciente pleno del Comité provincial del Partido.

 

Por eso instó a crear una minindustria, aunque sea artesanal, en cada consejo popular con más de mil viviendas, pues son las que aportan la mayor cantidad de materiales, sobre todo áridos y bloques, para la construcción de esos inmuebles en Guantánamo.

 

Tal decisión responde al lineamiento 296 de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución que orienta satisfacer, con la calidad requerida, la demanda de materiales de la construcción, con énfasis en la producción local, para la venta a la población.

 

Es obligación de la gestión de las autoridades locales encontrar soluciones creativas para abastecer de materias primas a esas minindustrias.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar