forestal Cuba

La Fincas Forestales Integrales (FFI) son una unidad de manejo sostenible con importante carácter social, ambiental, cultural y con ordenamiento jurídico propio, que rige su estructura y funciones.

Constituyen sedes administrativas de base pequeñas dentro del Sistema Empresarial Forestal de Cuba. Su funcionamiento está regido por el principio de la vinculación del hombre al área y los resultados finales de la producción, para lo cual es un requisito la elaboración del proyecto de la Finca y del Plan de Manejo Silvícola, que contemplan todas las actividades del ciclo forestal: viveros, plantaciones, mantenimientos, tratamiento silvícola y aprovechamiento.

 

A partir de 1995, sobre la base de la experiencia de las Fincas Agrícolas, comenzaron a crearse las primeras FFI, avaladas más tarde por la Resolución No. 960/98, del Ministro de la Agricultura, con el objetivo de lograr mayor eficiencia en el trabajo. Tradicionalmente, se reconoce la Finca como una unidad de gestión que reporta numerosos beneficios, dado su tamaño y el vínculo estrecho que se logra entre el finquero y el área de trabajo.

 

Entre las ventajas del programa de las Fincas Forestales Integrales están los beneficios sociales que han representado para las familias: viviendas, empleo estable, estimulación salarial y seguridad alimentaría; además, despierta nuevas motivaciones y sentido de pertenencia.

 

Como alternativa, cuentan con la aceptación la mayoría de las formas agrícolas productivas, tanto del sector estatal como del cooperativo-campesino, pues garantizan el aprovechamiento sostenible de la madera y fortalecen la política ambiental del país.

 

Tales estructuras de producción fomentan el manejo, mejoramiento y conservación de los recursos maderables y del suelo, la detención del avance de las tierras secas en el llano y de la erosión en las montañas, entre otros flagelos. Todo ello se logra mediante acciones sencillas de conservación y el empleo prioritario de materia orgánica, lo cual abarata los costos, sin perjuicio de su objeto social: la producción de alimentos para el autoabastecimiento y la venta al Estado.

 

La aplicación de sistemas integrados de producción como los agrosilvopastoriles, permiten un aprovechamiento intensivo de los suelos, se diversifica la producción y se elevan los ingresos. Asimismo, se garantiza la ejecución de los planes de manejos previamente elaborados, se alcanza un sistema efectivo de protección del bosque, y también ha permitido la reducción casi a cero, de los Incendios Forestales en Cuba, la quema y la tala furtivas, lo que redunda en el incremento de la floresta.

 

Objetivos de las Fincas Forestales Integrales:

-Lograr un uso más racional y sostenible de los recursos forestales.

-Elevar los niveles de calidad y productividad del trabajo.

Alcanzar adecuados índices de logros y supervivencia en las plantaciones.

-Lograr una plantación efectiva de los recursos forestales y el medio ambiente.

-Reforestación de las márgenes de los ríos y rescates de las cuencas hidrográficas.

-Garantizar niveles adecuados de producciones forestales y agropecuarias.

-Crear nuevas fuentes de trabajo.

-Contribuir a la solución del problema de la vivienda y mejorar la calidad de vida de la población rural.

-Estabilizar la fuerza laboral.

-Disminuir la ocurrencia de incendios forestales en el período más crítico del año.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar