Periódico VENCEREMOS, Guantánamo, Cuba    
   
QUIÉNES SOMOS  |  MAPA DEL SITIO  |  ENGLISH VERSION
portada  |  cinco hÉroes  |  nacionales  |  el mundo hoy  |  opiniÓn  |  cultura  |  deportes
   
 
memorias

Pombo, un hombre de la guerrilla del Che


Por Pablo SOROA FERNANDEZ
Foto: Reunel Gómez

Como parte de las actividades por el aniversario 40 de la caída del Che en Bolivia, el General de Brigada (r) Harry Villegas Tamayo dictó en Guantánamo una conferencia sobre la epopeya internacionalista en la inmensa selva suramericana, durante fines de 1966 y principios del último trimestre de 1967.

 Villegas, Héroe de la República Cuba y Vicepresidente Secretario Ejecutivo de la ACRC, acompañó al Guerrillero Heroico durante trece años en varios escenarios de la lucha revolucionaria y es conocido internacionalmente por Pombo, seudónimo con que lo identifica Guevara en sus diarios de Campaña en el Congo y en Bolivia.

 La disertación de quien a los 14 años combatió junto a Fidel y al Che en la Sierra Maestra, tuvo lugar en el teatro del Partido y devino intercambio de experiencias entre combatientes de las FAR y el MININT, de las organizaciones políticas y de masas, y del Gobierno. Se encontraban además los miembros del Buró provincial del Partido, Ana Isa Delgado Jardines y Luis Fernando Navarro, presidente de la Asamblea del Poder Popular en el territorio.

 “¿Por qué Bolivia? ¿Qué razones llevan al Che a la lucha revolucionaria en el Cono sur?”, con esas interrogantes se abrió el encuentro.

“Primero debo decir -indicó- que el Che adopta la decisión de ir al Congo primero y después a Suramérica, tras convencerse de que la Revolución estaba consolidada. La guerra de Viet Nam y el genocidio yanqui conducen al cubano-argentino a buscar un lugar, o varios del planeta donde el imperialismo tuviera que enviar fuerzas y recibieran un respiro los vietnamitas.

“ Ellos no necesitaban tropas: les sobraban hombres de fila”, subrayó Villegas, quien mencionó que crear varios Viet Nam era la esencia del conocido Mensaje del Che a la Tricontinental, criterio con el cual el Guerrillero Heroico quiso ser consecuente y lo fue.

“En ese documento, publicado el 16 de abril de 1967 en un suplemento especial de la revista Tricontinental, el Héroe de Santa Clara exhorta a desarrollar “un verdadero internacionalismo proletario; con ejércitos proletarios internacionales, donde la bandera bajo la que se luche sea la causa sagrada de la redención de la humanidad, de tal modo que morir bajo las enseñas de Viet-Nam, de Venezuela, de Guatemala, de Laos, de Guinea, de Colombia, de Bolivia, de Brasil, para citar sólo los escenarios actuales de la lucha armada, sea igualmente gloriosa y apetecible para un americano, un asiático, un africano y, aún, un europeo”.

El primer intento fue la guerra en Africa -narró Pombo-, quien confesó disentir respetuosamente con el Che cuando la califica como “la historia de un fracaso” en su libro Pasajes de la Guerra Revolucionaria: Congo, síntesis crítica de la primera misión internacionalista de Cuba, en espera de que llegaran a estar maduros los tiempos para la anhelada redención de América.

 Para Villegas la estancia en esa nación africana, más que una derrota, fue la demostración de que no estaban creadas aún las condiciones para la Revolución y corroboraron la humildad de su jefe, al subordinarse a dirigentes locales que incluso no se encontraban en el escenario combativo.

“Al frente de un batallón de revolucionarios cubanos, el Che llega al Congo, después del asesinato del presidente Lumumba, para ayudar a Kabila -a fines de la pasada década de los 90 presidente del estado congolés, antes de ser asesinado- y a otros dirigentes del movimiento de liberación africana que combatían a Mobutu, el dictador impuesto por las potencias coloniales”. En el Congo Che volvió a ser médico, y se dedicó a curar heridos en los combates y a los habitantes de las aldeas, subrayó su compañero de luchas...

 Entre las causas de que posteriormente el Che decidiera pelear en Bolivia, el Héroe de la República de Cuba mencionó la existencia de “un Partido Comunista joven (el PCB), cuyo promedio de edad oscilaba entre los 30 y 35 años, que podía participar en la lucha armada, había proclamado su intención de adoptar esa vía para tomar el poder, y cuyos dirigentes principales, se entrenaron en Cuba.

 El sobreviviente de la gesta boliviana citó varios factores que impidieron el desarrollo exitoso de la guerrilla, como la separación y posterior aniquilamiento de la retaguardia conducida por Juan Vitalio Acuña (Vilo, el segundo jefe del contingente) y las delaciones de varios desertores.

 Pombo enumeró aspectos trascendentales de aquella hombrada: el combate victorioso del 23 de marzo (“Día de acontecimientos guerreros”), dirigido por San Luis (Eliseo Reyes) , y  las acciones del 10 de abril, en las cuales, aunque favorables desde el punto de vista militar, encontró la muerte el también cubano El Rubio, Jesús Suárez Gayol.

 Dos días después el Che reunió “a todos los combatientes menos los 4 de la resaca para hacer una pequeña recordación del Rubio y significar que la primera sangre derramada fue cubana”.

 El General de Brigada Harry Villegas citó la emboscada en la que perdieron la vida Juan Vitalio Acuña (Joaquín o Vilo), el jefe de la Retaguardia, obligada a separarse del resto de la columna por un tiempo prudencial y con la cual jamás se estableció contacto por la traición del campesino Honorato Rojas.

 El 31 de agosto de 1967, en el vado de Puerto Mauricio, en el Río Grande, junto a Vilo murieron acribillados a balazos los también cubanos Gustavo Machín (Alejandro) e Israel Reyes (Braulio), la argentino-alemana Tamara Bunke (Tania), los bolivianos Apolinar Aquino (Polo), Walter Arencibia (Walter), Freddy Maymura (Ernesto o Médico) y Moisés Guevara (Guevara o Moisés), y el peruano Restituto José Cabrera, (Negro o Médico).

 También explicó el rumbo que tomaron los acontecimientos luego del 26 de septiembre, con la caída de Miguel, Coco y Julio, y la deserción de los bolivianos Camba y León. Esa tragedia fue la antesala del combate de la Quebrada del Yuro, el 8 de octubre, donde, condiciones topográficas adversas y la incomparable superioridad numérica de los Rangers, propician que el Che sea hecho prisionero -luego de ser inutilizado su fusil por una bala enemiga- y lo asesinen al día siguiente, cobardemente.

 
 
pÁgina de inicio |  Ir arriba  |  Agregar a favoritos
© Periódico de la provincia Guantánamo, Cuba
Directora: Yamilka Alvarez Ramos | Editor-jefe: Jorge Cantalapiedra Luque | Diseño: Pedro Govea | Traductora: Osmagly Herrera
Ave Che Guevara, Guantánamo, Cuba
Teléfonos: 32-7398, 32-5424 y 32-7517 | Código Postal 95400 E-mail cip227@cip.enet.cu
Permitida la reproducciÓn de los materiales, indicando la fuente.