1 muerte subita cuba 580x308Bajo el lema “Frente a la muerte súbita: todos somos 1” comenzará mañana, 13 de noviembre, el I Simposio Internacional de Muerte súbita cardiovascular. La cita contará con la participación de especialistas de 20 países de todos los continentes.

Como parte del evento sesionarán también el III Simposio Nacional de Muerte súbita cardiovascular y la II Convención Iberoamericana de Muerte súbita cardiovascular. Ese último espacio será la oportunidad para itercambiar entre colegas de España y América sobre aspectos vinculados al Paro Cardiorrespiratorio y la Muerte súbita.

Auspiciado y avalado por la Asociación Latino Americana de Cooperación en Emergencia Médica y Desastres (ALACED), los Consejos Español, Argentino y Peruano de Resucitación tendrá lugar también el Curso Internacional pre simposio: “Resucitación Cardiopulmonar en la Muerte súbita” en el Teatro Central del Hospital Clínico-Quirúrgico “Hermanos Ameijeiras” el día 12 de Noviembre del 2018.

Según Luis Alberto Ochoa, presidente del Comité Organizador, el Grupo de Investigación Nacional de Muerte Súbita (GIMUS), que en la actualidad dirige, se ha dado a la tarea —desde su creación en 1995— de profundizar en ese problema de salud, teniendo en cuenta la alta incidencia en Cuba y en el mundo.

La muerte súbita en el lactante y el niño, así como en el adulto de mediana edad y en la práctica deportiva, se cuentan entre las temáticas del evento, dijo el también profesor e investigador titular del capitalino hospital clínico-quirúrgico Hermanos Ameijeiras.

También, añadió, se unen a esa relación los protocolos de actuación en el tratamiento del paro cardiorespiratorio, la respuesta hospitalaria a la MSC y las determinantes sociales de esos episodios, entre otros asuntos.

En la Isla ocurren alrededor de 11 mil fallecimientos anuales por esta causa, mientras en el planeta la cifra asciende a los cinco millones, comentó.

A una interrogante sobre los factores de riesgo, mencionó la hipertensión arterial, obesidad, diabetes mellitus, enfermedad isquémica coronaria previa, tabaquismo y la existencia de determinadas alteraciones bioeléctricas del corazón.

Mantener un buen control de esas dolencias, unido a una dieta saludable y la práctica de ejercicios, es una manera de prevenir la MSC, sugirió.

La muerte súbita es un problema que exige una mirada y un abordaje multidisciplinario, consideró el especialista.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar