lepra

Contrario a lo que muchos piensan, la lepra se cura con un tratamiento médico eficaz, sin embargo, aún en el mundo, el miedo a la marginación y las deficientes condiciones de sanidad pública hacen que los que la padecen la oculten y, al no ser medicados, la patología continúe siendo contagiosa y provoque daños irreversibles.

Tanto en Cuba como en la provincia, el Sistema de Salud la mantiene bajo estricta vigilancia, a partir de investigaciones epidemiológicas. Un equipo bien preparado garantiza su diagnóstico, medicación y seguimiento oportunos, la cura y que no haya necesidad de aislar al paciente.

 

La enfermedad de Hansen, su nombre científico, es infecto-contagiosa causada por el Mycobacterium Leprae, cuyos bacilos resistentes pueden llegar a personas susceptibles de contraerla, y se transmite a través de las vías respiratorias del portador sin medicar. Afecta la piel, los sistemas nerviosos periféricos y los órganos internos. No es hereditaria ni congénita.

 

Marjoris Mengana González, responsable del Programa de Lepra en el Centro provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología, explicó que durante las campañas educativas se insiste en el diagnóstico precoz e inicio temprano del tratamiento para eliminarla, prevenir la discapacidad e impedir su transmisión.

 

La lepra en la provincia –dijo- no constituye un problema de salud, pero existen municipios y áreas como Yateras, Niceto Pérez, Imías, el Consejo Popular San Justo en el municipio Guantánamo y el sur de la ciudad cabecera, calificadas de alto riesgo.

El último domingo de enero se celebró el Día Mundial de Lucha contra la Lepra, y, en Guantánamo, se desarrolló una actividad por la efeméride. En la ocasión, Mengana González alertó a los residentes del área sur de la ciudad sobre la importancia de acudir al especialista ante la aparición de manchas de color más claro que la piel (en brazos, piernas, espalda y glúteos), con poca o nula sensibilidad, resequedad por déficit de sudoración, caída del pelo de las cejas, engrosamiento de los nervios periféricos (nódulos), entre otros.

“En los casos no tratados oportunamente aparecen lesiones irreversibles, como la parálisis de manos y pies, por eso, hacemos un llamado para que la población adquiera percepción del riesgo; con más urgencia, de existir antecedentes familiares, y busque atención médica, en caso de presentar algunos de los signos y síntomas descritos”, enfatizó.

 

Se trata de que el estigma social que la acompaña desde la antigüedad y hace que se mantenga oculta, se erradique, pues, de esa manera, la prevención y cura de la lepra será efectiva, así como la prevención de las discapacidades. Eso hoy es todavía un desafío médico.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar