irma DCEl general de División Rafael Hernández, jefe del Ejército Oriental, significó la importancia de crear las condiciones en cada zona que posibiliten iniciar en el más breve tiempo posible las labores de recuperación de los daños que pudiera dejar a su paso el huracán Irma.

Al precisar ante el Consejo de Defensa Provincial de Holguín las acciones a emprender tras el paso del poderoso ciclón que se extiende por áreas del Caribe con amenazas hacia Cuba, Hernández reiteró que la protección de la población y sus bienes constituye la tarea de primer orden en cada territorio.

Desde ahora, subrayó, hay que organizar la auto ayuda entre los municipios de las mismas provincias que resulten afectadas, de modo que los problemas puedan solucionarse o encaminarse en el menor tiempo posible con un empleo racional de los recursos propios de los damnificados o de los que se destinen por la vía del Estado en cada territorio.

Hay que apelar a las experiencias de otros huracanes, reiteró el jefe del Ejército Oriental como vía que contribuyan agilizar las acciones de recuperación a partir de un estricto control de los medios que antes del fenómeno meteorológico tenían las familias y los organismos que resulten afectados por los efectos del ciclón.

Las comisiones creadas con ese fin en cada Consejo de Defensa, precisó, deben tener a mano y con la organización requerida las brigadas de recuperación, de forma que inmediatamente de haber pasado el huracán puedan retirarse de las vías los escombros y se reactiven los diferentes servicios a la población en las áreas afectadas.

Luis Antonio Torres Iribar, presidente de Consejo de Defensa Provincial informó en el encuentro con el General Hernández, que en cada zona y municipios se labora intensamente para iniciar en las próximas horas las labores de evacuación, priorizándose aquellas familias residentes en zonas costeras y lugares de mayores riesgos ante las inundaciones.

Particularmente en este caso se dio a conocer que ya se alistan los 267 centros de evacuación requeridos para albergar a quienes lo requieran, aunque el grueso de la población que tenga que protegerse de los daños del huracán lo harán en casas de familias y vecinos.

Además se supo que las estructuras de este órgano en la actual Fase de Alerta Ciclónica impulsan el acopio de productos del agro, la venta de la canasta básica, el alistamiento de más de 260 centros de elaboración de alimentos, se protegen las máquinas de riego y los 675 grupos electrógenos disponibles están aptos para prestar los servicios de protección eléctrica a los centros que lo requieran.    

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS