cruzada 2018

Cerca de 60 mil espectadores disfrutaron durante 34 días de actores nacionales y foráneos unidos en la Cruzada Teatral Guantánamo-Baracoa, el mayor suceso comunitario de esa manifestación en Cuba, que este año celebra 28 años de llevar arte a las serranías orientales.

La numerosa tropa juglaresca cerró las presentaciones de este capítulo, bajó de las lomas y fue recibida en el Parque José Martí de la ciudad de Guantánamo, donde reconocimientos del Gobierno provincial, el Sectorial de Cultura y su sindicato y el Consejo de las Artes Escénicas agasajaron la loable labor.

Junto a los habituales teatristas guantanameros llegaron las compañías “Palabras al viento” y “Guiñol”, de Holguín; y la tropa foránea “Amares Social Clown”, de Uruguay, que se sumó por vez primera a la travesía, cuyos tres integrantes expresaron su satisfacción por formar parte del suceso.

El titiritero local Eldys Cuba, uno de los veteranos protagonistas del periplo, puntualizó que el cronograma artístico comprendió un promedio de seis funciones diarias gratuitas en bateyes, escuelas y plazas, para un total de 264 en 168 comunidades rurales.

Algunos días de lluvias hicieron inaccesibles varias localidades, pero muchos de sus pobladores se trasladaron por medios propios para disfrutar de los espectáculos que comprendieron obras pensadas para todas las edades, habituales y de estreno, con animación de títeres, show de payasos, cuentería y otros géneros preferidos por el público.

Las compañías guantanameras Guiñol, Ríos, Dramático y La Barca -promotoras de la gira-, junto a los otros conjuntos de la Isla y extranjeros incorporados, abarcaron en el itinerario como de costumbre, intrincadas zonas de los municipios de Manuel Tames, Yateras, San Antonio del Sur, Imías, Maisí y Baracoa.

Se unió al elenco habitual, desde la arrancada el 28 de enero hasta el cierre, el coterráneo grupo Carpandilla, de variedades circenses; en tanto acompañaron la primera quincena, con igual éxito, actores del grupo “Andante”, de Granma; “Teatro de los Elementos”, de Cienfuegos; los zancudos de “Gigantería Habana” y el colectivo foráneo “Desensamble Teatro Cabaret”, de Colombia.

Compartieron asimismo lo gratificante de deslumbrar a los lugareños y convivir con ellos instructores de la Brigada José Martí, se involucraron además la teatróloga Isabel Cristina Hansen, del Instituto Superior de Arte de La Habana, y los realizadores Vladimir Martínez y Jorge Ramírez, interesados en rodar un documental sobre este suceso anual y su gran impacto en los públicos de las montañas.

El 25 de febrero los participantes intercambiaron en el tradicional Coloquio Teatro y Comunidad, en el paraje costero de Boca de Yumurí, en Baracoa, foro en el cual se reflexionó sobre el teatro como arte transformador, al que asistieron pobladores del lugar, escenario del evento teórico desde hace 14 años.

Tras el regreso los artistas ratificaron su creciente entusiasmo por la Cruzada y los nuevos en la expedición, los uruguayos Federico, Andrés y Betina, de Amares Social Clown, expresaron su amor por este humano proyecto cubano, al que piensan regresar.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS