Bernabe Omar Ranedo PubillonesAún no había cumplido 18 años cuando ofrendó su vida por la Revolución.

Un joven virtuoso marchó a la inmortalidad la noche del 18 de febrero de 1958. Prefirió la difícil senda a celebrar plácidamente sus 18 años el siguiente 26 de mayo.

 

Avispado estudiante por curso libre del Instituto de Segunda Enseñanza de Guantánamo, se instruía para ingresar a la escuela de cadetes; a la vez, cumplía laboralmente como administrador de los Ómnibus Espino. No obstante, asumió el deber: cumplir la misión como miembro del insurreccional Movimiento 26 de Julio.

 

Joven educado, honesto, cultivador de virtudes, lo reconocían familiares, amigos y conocidos de entonces, como también su vocación intelectual, serenidad y honestidad, viviendo apenas los inicios de su juventud.

 

Disfrutaba la pesca submarina, leía mucho y desde niño aspiraba a ser militar en los cuerpos de marina o aviación; mantenía correspondencia con varias escuelas militares. De carácter fuerte y reservado desde pequeño.

 

Su nombre, Bernabé Omar Ranedo Pubillones.

 

Familia de clase media, hogar cómodo en la calle Pedro A. Pérez y el 1 Sur, en la ciudad de Guantánamo; abundantes relaciones en la sociedad guantanamera de su época. Padres, Dora Pubillones Heredia y Julián Ranedo Pastor; hermanas menores, Martha y Nuria.

 

Primera instrucción, Colegio La Salle (edificio de la actual escuela secundaria básica urbana Pedro A. Pérez); luego, Colegio Episcopal Sarah Ashurst (ahora, secundaria básica Rafael Orejón Forment), donde se graduó de Octavo Grado, en junio de 1953.

 

El llamado del deber

 

Omar se inició en la Liga Juvenil Independiente Odd Fellows (organización fraternal) el 29 de enero de 1955; era miembro de la Colonia Española de Guantánamo (sociedad de beneficencia, cultura y recreo) desde el 17 de mayo de 1957.

 

Prescindió de sus comodidades y proyectos personales. Sintió hondamente la obligación de sumarse a la lucha. Al Movimiento 26 de Julio aportó sus bienes materiales: “incluso vendió un automóvil de su propiedad para incorporar este dinero a los fondos de la organización”, detalla su biografía.

 

Sargento de las milicias urbanas, fue responsabilizado de ejecutar, en unión de otros dos compañeros, un sabotaje: la quema de un ómnibus de la ruta 13-norte a 13-sur, la noche del 18 de febrero de 1958.

 

En plena actuación, en la parte sur de la ciudad, son sorprendidos por una patrulla militar. En el enfrentamiento, sus compañeros logran escapar, Omar es herido, trata de retirarse pero queda junto a una cerca de alambre de púas de un potrero.

 

El capitán Manuel de Jesús Cosallas, reconocido asesino, se dirigió al lugar manifestando que no quería heridos ni prisioneros. El cadáver fue hallado al amanecer en la calle Luz Caballero y 11 Sur, donde hoy se levanta un monumento recordatorio.

 

La caída de Omar repercutió y compulsó a otros jóvenes a incorporarse a la lucha en las montañas. Al sepelio asistieron cientos de personas, en manifestación de duelo, pese a que el ejército de la tiranía situó guardias con armas largas en el trayecto al cementerio San Rafael.

 

La decidida masa humana marchó junto al féretro cantando el Himno Nacional; atemorizado, el mencionado capitán asesino repartió granadas a los soldados a la vista del pueblo. En la necrópolis un joven izó la bandera roja y negra símbolo del M26-7.

 

“Durante una semana los guantanameros decretaron duelo. Los comercios cerraron sus puertas por unos días y las calles se vieron desiertas, desde entonces se incrementó la resistencia cívica y el número de jóvenes alzados”, reseñan los historiadores.

 

La Comandancia del Segundo Frente Oriental Frank País, decidió que la Compañía D de la Columna No. 18 Antonio López Fernández se nombrara Bernabé Omar Ranedo Pubillones.

 

Sus valores personales son inspiración para las nuevas generaciones de revolucionarios guantanameros, cuya gratitud se expresa en la defensa y avance de la obra de la Revolución Cubana.

 

Fuentes consultadas:

 

Ecured:https://www.ecured.cu/Bernab%C3%A9_Omar_Ranedo_Pubillones

 

Telecentro Solvisión: http://www.solvision.cu/es/especiales/26-de-julio?start=95

 

Biografías de mártires guantanameros: Bernabé Omar Ranedo Pubillones, Archivo Histórico Provincial Rafael E. Polanco Bidart.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS