Trescientos 55 alumnos con discapacidad sensorial, intelectual o física reciben clases en centros educacionales de la provincia como parte del programa de Inclusión educativa que impulsa la Dirección provincial de Educación Guantánamo (DPE) desde 2015.

Gloria Esther Fuentes Dranguet, directora del Centro de Orientación y Diagnóstico (CDO) de la DPE, explicó a Venceremos que la iniciativa se implementa a nivel nacional a partir de modificaciones curriculares a los programas de estudio de las asignaturas que permitan la rápida inserción de estos estudiantes en la sociedad.

Agregó que el mayor número de niños insertados en las aulas bajo condiciones de inclusión está en la enseñanza primaria que cuenta con 265 infantes diagnosticados con retraso mental, concentrados sobre todo en la capital provincia, quienes al concluir el sexto grado pueden incorporarse a las escuelas de oficio y formarse como albañiles, carpinteros, panaderos y otros.

Fuentes Dranguet detalló que además pertenecen a este programa los menores con autismo, retardo en el aprendizaje e implante coclear, quienes además del claustro docente regular de los centros educativos cuentan con el apoyo de maestros de la enseñanza especial.

Asimismo los profesores que trabajan con alumnos que poseen estas patologías – principalmente del intelecto y sensitivas- reciben cursos de superación a cargo de especialistas del Centro de Referencia Latinoamericano para la Educación Especial (CELAEE), subrayó.

El programa de Educación Inclusiva fomenta un modelo de escuela sin “requisitos de entrada” ni mecanismos de selección o discriminación para que niños y niñas aprendan juntos independientemente de sus condiciones personales, sociales o culturales, a partir novedosas propuestas pedagógicas.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS