foto 3En varias regiones del planeta se han registrado recalos de los Physeter macrocephalus. Foto ilustrativaDos ejemplares de cachalote (Physeter macrocephalus) recalaron muertos en la costa sur de la provincia cubana de Guantánamo, en una zona conocida como El Uvero, ubicada en las cercanías del perímetro fronterizo con la ilegal base naval que mantiene en la región Estados Unidos.

Informaciones preliminares sobre el caso indican que especialistas de la delegación provincial del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente examinaron los cuerpos de ambos cetáceos e investigan las causas del recalo, cuyo dictamen oficial será informado próximamente.

Un recalo similar fue registrado en marzo de 2009, momento en que un ejemplar joven de unos 13 metros de longitud fue hallado muerto en la playa de Barigua, en el nororiental municipio de Baracoa. Su cuerpo se incineró y enterró, a tenor con las disposiciones sanitarias.

En las costas de la provincia más oriental de Cuba se produjeron hallazgos anteriores de estos cetáceos. En 1977 uno de esos mamíferos gigantes recaló en Maisí, del cual se extrajo el esqueleto exhibido en el Museo de Ciencias Naturales Tomás Romay, de Santiago de Cuba.

Frente al malecón de Baracoa, la Ciudad Primada de Cuba, en marzo del 2008 dos cetáceos brindaron a los pobladores el insólito espectáculo de sus juegos amorosos en cálidas y resguardas aguas ideales para el apareamiento y la reproducción.

Los cachalotes son las más grandes ballenas con dientes (odentocetos) existentes. Sus dimensiones varían desde 11 a 18 metros y el peso es de 20 a 50 toneladas.

Son animales sociales que se congregan en pequeñas manadas conformadas por hembras, sus crías y algunos machos jóvenes. Viven en todos los océanos profundos del mundo, desde la línea ecuatorial hasta el borde de los hielos polares, hábitat donde se alimenta de peces, crustáceos, pulpos y calamares, principalmente del gigante (10 metros de longitud), que captura a mil 200 metros de profundidad.

Los Physeter macrocephalus son protegidos desde el año 1966 por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas y en Peligro de Extinción (CITES), la cual prohíbe la compra-venta de su carne.

foto 2 1Playa El Uvero, lugar donde fueron encontrados los cetáceos sin vida.foto 1 1 Dos ejemplares de cachalote: madre e hijo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS