veliz BravoDaysi Véliz Bravo, secretaria general de la FMC en la provincia de Guantánamo.

Hace seis décadas la Revolución en Cuba arrancó de raíz lustros de discriminación y exclusión de la mujer. La incorporó a la vida económica, social y política de la nación, para ser protagonista de su historia y de su tiempo.

A estos logros aportó el trabajo de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) con la figura de Vilma Espín, principal en encargada de convertir la organización, en símbolo de lucha por el ejercicio pleno de la igualdad y la inclusión de ese importante sector de la población en todas las esferas de la nación.

 

Así lo confirman la participación de las guantanameras en cada obra revolucionaria, asegura a Venceremos Daysi Véliz Bravo, secretaria general de la FMC en la provincia, quien añade que una de las primeras acciones dentro del proceso revolucionario fue la masiva participación de las campesinas de las montañas de todo el territorio, en la Escuela Ana Betancourt en la Ciudad de la Habana.

 

“Ellas salieron de las tareas hogareñas a las que antes estaban confinadas, y tomaron cursos de costureras, de maestras, educadoras, y de regreso a los campos del Guaso se involucraron en cada transformación que hacía la Revolución en aquellos años iniciales por dignificar el trabajo femenino.”

 

Así materializaron sueños, convertidos en realidades que son ejemplo ante el mundo, al contar las guantanameras con representatividad en el sector de la Salud, Educación, las Comunicaciones, y realizar oficios no tradicionales para ellas, que van desde la producción de carbón monte a dentro, hasta aquellas que con azadas, picos, palas y machetes arreglan caminos en lugares recónditos del Plan Turquino.

mujer guantanamera rev

Según las estadísticas, en Guantánamo más del 50 por ciento de la fuerza laboral es mujer, y de ellas, ocupan cargos de dirección el 73,6 por ciento. De esta cifra, más de la mitad están en puestos decisorios para las políticas públicas del país. Además se observa la creciente presencia femenina en sectores como el agrícola donde son más de seis  mil, en 259 brigadas FMC- Anap.

 

Destaca la secretaria de la federación que más del 60 por ciento de las féminas de la región, tienen grados de calificación técnico y profesional, muestra de las oportunidades de crecimiento que tienen en Cuba.

mujer guantanamera rev2

Reconoce además el trabajo de la Casa de Orientación a la Mujer y la Familia como otro de los beneficios que tiene este segmento poblacional; pues un equipo multidisciplinario contribuye a la solución de problemáticas en el entorno hogareño a través de la orientación, reflexión y aprendizaje, y agrega que en el 2018 se ofrecieron más de 120 cursos en diferentes especialidades y oficios, en los cuales participaron más de tres mil 200 estudiantes

 

Ante la interrogante sobre los retos que deben superar las federadas, Daysi Vélez subrayó:

 

“El mayor desafío es continuar demostrando que podemos seguir venciendo obstáculos y superarnos, ante aquellos que aún no comprenden que el educar a los hijos y atender a la familia son tareas de dos. Tengo plena confianza en que seguiremos adelante porque la mujer guantanamera es sinónimo de entrega, belleza y fuerza que impulsará siempre a la Revolución”.

mujer guantanamera rev3mujer guantanamera rev4mujer guantanamera rev5mujer guantanamera rev6mujer guantanamera rev7

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS